Las acusaciones entre el PP y el PSOE en Velilla se intensifican tras la moción de censura en Guardo

El exregidor popular Gonzalo Pérez asegura que no han acosado a ningún concejal socialista y la alcaldesa habla de «persecución»

JOSE CARLOS DIEZ / VELILLA

Las palabras de Miriam Andrés, secretaria general del PSOE en Palencia, en las que pedía a la presidenta del PP, Ángeles Armisén, que «calmase» a sus concejales en Guardo y Velilla no han sentado nada bien en las filas populares velillenses, donde el portavoz popular y exalcalde, Gonzalo Pérez, ha arremetido contra la regidora socialista, Belinda Mencía y contra su secretaria provincial.

«Durante el año de mandato de la actual regidora, jamás, ningún concejal de este grupo ha acosado ni a ella, ni a ninguno de sus concejales. Nuestra labor como oposición ha sido la de fiscalizar la gestión del equipo de gobierno en los diferentes plenos convocados. Desde del Pleno del 26 de diciembre no ha habido relación ni con la alcaldesa, ni con ninguno de sus concejales. Difícilmente puede haber acoso», asegura el antiguo regidor.

En el pleno celebrado el pasado 25 de junio, el portavoz del Partido Popular puso en conocimiento de la alcaldesa y concejales del PSOE, las declaraciones de su secretaria provincial, preguntando si algún concejal se había sentido acosado «a lo que respondieron, unánimemente, diciendo que en ningún momento se han sentido acosados ni en el ayuntamiento ni en sus domicilios por los concejales del Partido Popular, tal y como queda recogido en el acta de dicho Pleno», continúa Pérez.

En ese sentido, la alcaldesa ha asegurado que «lo que hemos dicho es que tanto el alcalde como los concejales no nos han acosado directamente, pero si estamos sufriendo indirectamente por personas afines una total persecución, tanto nosotros como nuestros familiares», afirma Mencía.

«Si hablamos de acoso, creo que tenemos muchos más argumentos en nuestra contra, como son el retraso permanente de entre tres y cuatro meses en la entrega de la documentación requerida por parte de la oposición a la actual alcaldesa. Cuando el equipo de gobierno anterior se lo entregaba en dos o tres días», explica Pérez, que también incide que durante febrero y marzo, el que sufrió acoso fue el portavoz del Partido Popular, que en dos ocasiones le pincharon las ruedas de su coche y al de su hijo a la puerta de su domicilio particular, situación que, en doce años de alcalde, jamás le había ocurrido», explica.

En este punto, la alcaldesa asegura que «ellos sabrán las enemistades que tienen y por qué. ¿Cómo si, en 8 años de oposición no se nos ha ocurrido nunca hacer esto, se le va a ocurrir ahora a alguien de los nuestros? Lo insinúan en prensa, pero cuando han puesto la denuncia no nos acusan, porque saben que no somos nosotros ni tienen pruebas de ello. Lo hacen públicamente con el único afán de hacer daño. Recordemos que a un concejal socialista la pasada legislatura también le rayaron el coche y no les acusó a ellos de esta forma tan gratuita y que a mí también me han rayado el coche la semana pasada, pero no les he acusado, aunque es mucha casualidad que me rayen el coche justo ahora. Que no lloren tanto y si tienen pruebas que denuncien», les invita.

«Acoso es que los concejales del PSOE con su alcaldesa al frente, se personaran como acusación particular en el procedimiento seguido por la Audiencia Provincial y ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con motivo de la contratación de trabajadores, y, por cierto, del que he salido absuelto», explica el antiguo regidor.

Compartir