Archivo
Publicidad
Facebook



Olvidaste?
Calendario
agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Publicidad

Numerosos vecinos de la comarca han disfrutado de los actos programados, que se han planteado siempre para su desarrollo al aire libre

JOSE CARLOS DIEZ / VELILLA

Velilla del Río Carrión ha disfrutado en estos últimos días de las fiestas de Nuestra Señora de Areños que tradicionalmente atraen a la localidad a centenares de personas y que este año lo han vuelto a hacer.

Así, actos como el Descenso Internacional del Carrión, volvió a ser un reclamo en la localidad, después de que haya habido bastantes regatas que han recuperado este año su celebración, pero con ausencias tan importantes en el calendario como el Descenso del Sella (Asturias).

Aunque si ha habido actividades que han llamado la atención de los velillenses, además de la música, han sido las celebradas el último día de fiestas, el de San Roque, en el que la gente se ha echado a la calle desde primera hora de la mañana.

A las 11:00 horas daba comienzo la cucaña. Diez intrépidos participantes se atrevían a desafiar al tronco que, situado sobre el pozo de la Hoya y engrasado, portaba dos pañuelos que se convertirían en jamones para aquellos que lograsen arrancarlos, además de al propio Río Carrión y a sus frías aguas que, si mal no venían por las elevadas temperaturas que han protagonizado las fiestas, sí que es igual de cierto que no son aptas para cualquiera.

Numeroso público llenó la pasarela y los campos aledaños para disfrutar de los planchazos que algunos de los jóvenes se pegaron intentando conseguir los pañuelos y que, finalmente, obtuvieron dos de los participantes, después de demostrar una unión entre ellos muy reseñable, animándose unos a otros.

Por la tarde, se celebró la exhibición de cetrería que, si bien estaba prevista en el Paseo de la Arboleda, fue trasladada al campo de fútbol a petición de los adiestradores con el fin de garantizar un vuelo seguro para las aves.

Durante la exhibición se produjo una curiosa anécdota y es que, explicaron que uno de los ejemplares de halcón peregrino que iba a participar en la exhibición estaba siendo adiestrado para enviarlo a Emiratos Árabes, donde son aficionados a la caza de la liebre del desierto con cetrería. El dato curioso es que, a diferencia de sus compañeros, el halcón no volvió y gracias a su baliza GPS pudo ser localizado a 920 metros del campo de fútbol.

Durante el tiempo que duró la búsqueda, el otro compañero continuó explicando todos los extremos de la cetrería y enseñando los animales al público, que disfrutó de las explicaciones del experto.

Finalmente, se disputó la prueba deportiva que más adeptos tiene en la localidad, la subida a la Cruz, en la que los participantes salieron de la Plaza Mayor hasta la cruz que corona la peña, volviendo a bajar por el pueblo y llegando a la meta en el mismo lugar que la salida.

Numeroso público animó a los corredores a lo largo del recorrido por las calles, alguno incluso en la ladera de la peña.

En esta prueba de proclamaron vendedores Iván Román (0:14:49), Marc Malé (0:14:55), un histórico vencedor de la prueba y Pablo Castro (0:15:19). En la categoría femenina, las tres primeras posiciones fueron para Silvia Lara (0:18:40), Julia Fernández (0:21:28) y Paula Pedrosa (0:21:41).

La anécdota en esta prueba llegó de la mano de un participante, que cruzó la meta con un bebé en brazos, haciéndole partícipe del fin de la prueba y de las fiestas, a las que puso el broche final “La Otra Banda” con música callejera por la calle Mayor de la localidad.

Compartir

Los comentarios están cerrados.