Archivo
Publicidad
Facebook



Olvidaste?
Calendario
agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Publicidad

Dos reconocidos ‘influencers’, J. J. Foodie y Javi con Hambre, se retan en la localidad palentina de Guardo para acabar con una pizz de cinco kilos

JOSE CARLOS DIEZ / GUARDO

El ‘youtuber’ J. J. Foodie y el ‘instagramer’ Javi con Hambre se han dado cita en la pizzería El Italiano de Guardo, donde se enfrentaron a la ‘pizza larga’ más grande de España, hecha para sólo dos personas. Una pizza gigante que simbolizaba la bandera de Italia y que tenían que meterse entre pecho y espalda y que supondría un nuevo récord en nuestro país.

En la avenida de Asturias de Guardo, en la terraza del restaurante El Italiano, todo estaba preparado a las 13:30 horas para que estos dos conocidos comensales, comenzaran con su reto, ante la atenta mirada de decenas de guardenses, que no habían querido perderse la cita. La temperatura, bastante alta, no ayudaba a tener una digestión ligera, pero la sombra ayudó a que los dos retados pudieran encontrarse más cómodos.

Javier Ruano Rodríguez, conocido como Javi con Hambre, llegado desde Madrid y el gallego, José Javier Guillan Abilleira ‘J. J. Foodie’, que ha vivido en Guardo y Matamorisca, se conocieron gracias a los retos de comida que ambos llevan a cabo en sus redes sociales. Como J. J. Foodie ya conocía a Toni Speranza, propietario de El Italiano, «simplemente hablé con él y acordamos este reto».

Cinco kilos de ingredientes, el equivalente a doce pizzas normales, fue el menú que se encontraron sobre la mesa. Para ello, se habían preparado los días anteriores, ayunando, con el fin de llegar con el estómago vacío. «Hay que empezar tranquilo, porque como te pueda el ansia te puedes llenar muy rápido. Hay que comer con cabeza», explicaban ambos ‘influencers’, que al comenzar se mostraban convencidos de que pasarían de la mitad «aunque terminarla va a ser complicado».

Una pizza que emulaba la bandera italiana, con una parte roja hecha con ‘spianata’ romana, una especie de salami muy picante, una parte más blanca hecha con mozzarella fresca y la parte verde, de rúcula,

J. J. Foodie ya participó recientemente en Cervera de Pisuerga, junto con otro especialista en retos culinarios, en la ingesta del bocadillo más largo, de 1,5 metros. Pero en la prueba guardense, los dos devoradores no pudieron con la pizza completa y les quedó parte del tercio de rúcula.

«Estoy encantado de colaborar y de que me hayan elegido para este reto. Hay que recordar que J. J. Foodie comenzó aquí su carrera y ahora nos ha vuelto a elegir, algo que nos honra», explicaba Speranza, dueño del establecimiento. «Este tipo de actos nos cuestan, porque hay que eliminar parte de la terraza, pero es importante colaborar, porque ahora Guardo podrá salir en las redes de ambos comensales».

Pero además, Speranza confiaba en que podrían con casi toda la pizza porque «es muy difícil comer tanta, pero nuestra masa tiene 70 horas de fermentación, no tiene ningún tipo de grasa animal y es muy digerible», según aseguró antes del comienzo de la prueba.

Compartir

Los comentarios están cerrados.