Guardo

Una concentración motera pasada por agua en Guardo

En la jornada del domingo, el tiempo fue más benévolo con los motoristas y permitió hacer la ruta hasta Riaño

JOSE CARLOS DIEZ / GUARDO

Guardo ha sido este fin de semana el epicentro del mundo de las dos ruedas de la mano del Motoclub «Villa de Guardo» y su tradicional concentración motera «Lechazos», que este año alcanzaba su XXXII edición.

Un incesante goteo de amantes de las motos iba llegando desde primera hora de la tarde del viernes al recinto deportivo de la localidad, punto neurálgico de la concentración, para llevar a cabo la inscripción y participar de la pancetada y piscolabis que había preparado la organización, así como formar parte de la ruta barítima.

El sábado, a pesar del mal tiempo y la lluvia, continuaron llegando, sin embargo no al ritmo que viene siendo habitual. El mal tiempo hacía que los juegos populares que suelen llevarse a cabo en las canchas deportivas tuviesen que suspenderse por el aguacero y que el recorrido de la electrocharanga «Lokomotores» se redujese a tocar en la carpa preparada para la ocasión.

El espectáculo del acróbata, que venía desde Peñafiel (Valladolid), también ha tenido que ser aplazado y, desde la organización se ha querido aclarar que «se llevará a cabo en una fecha próxima, cuando el tiempo lo permita y acordemos esa fecha».

Lo que sí que disfrutaron los moteros fue el concierto de rock and roll que se llevó a cabo también en la zona de la carpa y que los presentes calificaron de muy bueno.

La ruta turística del sábado, que había llevado por la tarde a los motoristas hasta Cardaño fue pasada por agua y llegaron empapados, pero dispuestos a seguir disfrutando de un evento único en la provincia.

La jornada del domingo fue más benévolo con los motoristas y permitió hacer la ruta hasta Riaño (León) y celebrar la comida de hermandad a base de ensaladilla rusa, lechazo asado, panceta a la plancha, y fruta en el frontón municipal, además de un sorteo de premios en el que se desveló el motorista más lejano, llegado desde Punta Umbría (Huelva).

De los casi 400 inscritos (395 exactamente), hubo varios llegados de Andalucía y Tarragona, además de multitud del País Vasco y varios de Asturias y Cantabria. Se echó en falta gente de Valladolid y Palencia, pero sí que acudieron los moteros de Guardo a esta cita anual con el lechazo.

https://www.elnortedecastilla.es/palencia/concentracion-motera-lechazos-guardo-20240630232251-ga.html

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.