Castilla Y Leon

Una recompensa al esfuerzo de muchas horas de trabajo

Los alumnos del equipo paredeño, con su profesor Goyo Maestro.

JOSE CARLOS DIEZ / LEÓN

Son muchos los recreos que los integrantes del equipo del IESO Tierra de Campos de Paredes de Nava han invertido en diseñar, mejorar y perfeccionar su robot, hasta que consiguieron que su prototipo realizase todas las acciones que hacían falta para ganar el concurso.

Aunque hubo una pequeña parte de la prueba que finalmente se les escapó, no fue impedimento para que arrasasen en el marcador y se les concediese la mayor puntuación de la jornada.

«Es un trabajo que nos ha costado mucho, pero con el que hemos aprendido y en el que veías cómo lo que ibas diseñando se iba plasmando en el robot», explicaban los integrantes del equipo, que también han dedicado parte de las clases de Tecnología, Informática y Electricidad al diseño de su robot. «Hemos aprendido más que con los libros», explicaban algunos, a los que la competición ya les ha enseñado cuál es su futuro, un módulo de FP o una ingeniería.

El entrenador del equipo palentino, Goyo Maestro, mostró su alegría por haber podido ganar este reconocimiento, «que más que nada da un empujón a los chavales para seguir trabajando por lo que se propongan y les hace que el trabajo siempre tenga una recompensa», aunque también se consiguió quitar una espinita porque es la tercera ocasión en la que este centro educativo participa.

El entrenador del equipo de programación también quiso agradecer la colaboración de los principales patrocinadores: la Diputación de Palencia, que también dio nombre al equipo; la Gerencia de Servicios Sociales y el Ayuntamiento de Paredes de Nava. «Somos un centro público muy pequeño, que atiende a una población rural muy dispersa y que tenemos muy poco presupuesto», explicaba Maestro, que entre la alegría y la emoción de todo el equipo les gritó a sus alumnos «¡nos vamos a Tarragona!».

Compartir