Guardo

Las promotoras de un hospital en la zona norte trasladan sus quejas a responsables de la Junta

La plataforma reivindica de nuevo la UVI móvil, una petición complicada por su elevado coste

JOSE CARLOS DIEZ / GUARDO

María del Mar Sánchez y Belén Collantes, representantes de la Plataforma Pro-Hospital Zona Norte, trasladaron ayer de nuevo a la Junta sus reivindicaciones. En una reunión con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, José María Hernández; el gerente del Hospital Río Carrión, Miguel Ángel Ortiz Valdivielso; el gerente de Atención Primaria, Francisco Vaquero, y el gerente de Salud de Área, José Martinez Vega, abordaron la ansiada UVI móvil. Las representantes de la plataforma que promueve un hospital en la zona norte lamentaron que la solución es complicada y más ahora por culpa de los recortes presupuestarios.
Uno de los temas que más tiempo acaparó en el encuentro fue el problema que hay con los especialistas que se desplazan desde la capital hasta Guardo. Y es que, si durante el tiempo de consultas sucede una urgencia de esa especialidad, el paciente es derivado al hospital de Palencia, en vez de ser evaluado en el centro de salud guardense. Los responsables de la Junta afirmaron que se estudiará si esto sucede y que en caso afirmativo intentarán resolver esta incidencia.
Una vez tratado el también reivindicado tema de los rayos X, las representantes de la Plataforma solicitaron que el equipo de resonancia magnética móvil se desplace hasta la villa norteña. Según los responsables sanitarios, va todos los meses a Guardo, pero se ponen en la parte de atrás del centro de salud, y así argumentaron que las representantes de la plataforma reclamaran su presencia.

Mejora del transporte

A lo largo del encuentro, se registraron muchas otras sugerencias, como la mejora del transporte sanitario. «Ahora no tenemos disponibilidad de helicóptero porque hay niebla, porque nieva y porque es de noche a las seis», dijeron.
Además, se sugirió ampliar en una planta el centro de salud para poner camas, procurar un sustituto de la pediatra cuando se ausente y mejorar los aparcamientos del Hospital de Palencia -aspecto que la Junta derivó al alcalde de la ciudad-.
Finalmente, plantearon la reclamación del coste de los viajes. Las representantes de la plataforma se mostraron indignadas porque «cada usuario de la sanidad paga sus viajes, pero cada especialista va en un taxi diferente desde Palencia, y para dos especialistas se trasladan dos taxis», denunciaron.

Compartir