Comarca

Una vuelta a las raíces

Los vecinos y los emigrantes recuperan la fiesta de la Asunción después de veinte años de olvido por la pérdida de población

JOSE CARLOS DIEZ / PINO DE VIDUERNA

Pino de Viduerna, una pequeña localidad palentina de 37 habitantes dependiente del Ayuntamiento de Santibáñez de la Peña, triplica estos días su población por las vacaciones estivales de los hijos del pueblo.
En ese ambiente de vuelta a las raíces, Pino de Viduerna pudo celebrar ayer las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Asunción, una tradición que llevaba 20 años perdida en la localidad y que ha resurgido por la voluntad de sus vecinos de rescatar del olvido las tradiciones perdidas.
El alcalde pedáneo, Juan Carlos Mayordomo, recordó ayer que esta fiesta supone un motivo más de unión entre los vecinos. «Hay que tener en cuenta que vivimos en un pueblo de 37 habitantes y que cualquier cosa que se haga es un llamamiento a que los emigrantes se acerquen hasta su localidad natal.
La jornada se inició con una misa en la iglesia de San Adrián y que fue cantada por el grupo de música folck Entre Tizones, que después protagonizó un concierto de música tradicional y popular con su original canción ‘Vino vinín/ de la copa copín’, que fue muy aplaudida y vitoreada por los asistentes.
La jornada festiva prosiguió con una exhibición de juegos populares a cargo del grupo Amigos de la Peonza, de Las Heras de la Peña, que fue seguida con notable interés.
La satisfacción por haber recuperado esta fiesta brillaba ayer en los rostros de muchos vecinos de Pino de Viduerna. «La iniciativa ha sido muy buena y nos ha servido para dejar volar la memoria y trasladarnos a otros tiempos, cuando eramos más jóvenes», señalaban algunos de los asistentes.

Compartir