GuardoMunicipal

Debate en torno a la planta de residuos de Intorcisa

JOSE CARLOS DIEZ / GUARDO

El pleno municipal de Guardo tuvo ayer otro punto polémico, que fue la enajenación mediante una subasta de una parcela en el polígono de Intorcisa para la posible implantación de un proyecto industrial que prevé recibir residuos industriales, como neumáticos o aceites, que tratará en una planta de producción de combustible.

El portavoz socialista, Ricardo Varona, dio libertad de voto a su grupo, ya que, según él, faltaba información, «y además en un pueblo ganadero como Intorcisa no tienen cabida los residuos», indicó.

El alcalde, por su parte, defendió el proyecto, argumentando que es pionero. «Sólo cuenta con tres proyectos en toda España, en Cantabria, Andalucía y Guardo, y cualquier empresa será bienvenida, ya que puede dar viabilidad a otras empresas», aseguró. Por otra parte, el alcalde, Juan Jesús Blanco, también indicó que lo que se estaba aprobando era el espacio que necesita la empresa para poder establecerse, no la aprobación de la licencia ambiental, que se tratará en un futuro.

Por su parte, Carlos Rojo señaló que «esta empresa será un gran negocio para su dueño, pero se trata de una actividad indeseada e indeseable», y apuntó que los residuos que se van a tratar son algo menos peligrosos que los radiactivos, un argumento que el alcalde rebatió en todos sus términos.

Finalmente, el punto se aprobó con los votos a favor de tres ediles socialistas y los cuatro del PP, y la oposición de Nuevo Guardo y de Varona y una abstención del PSOE.

Compartir